fbpx

¿Pensando en renovar tu imagen corporativa? ¡Atent@ a estos tips!

 En La Suite

Una de las principales cuestiones que las empresas consideran al gestionar su propia marca es cuándo someterse a un restyling.

En el transcurso de la vida de un organismo, producto o empresa, puede que la identidad visual de estos, además de otros muchos elementos, necesite una transformación. Pero, debemos hacernos algunas preguntas

  • ¿Afectará negativamente?
  • ¿Lo notarán los clientes?
  • ¿Cambiamos la marca o diseñamos un logo desde cero?
  • ¿Cuándo se necesita el restyling?
  • ¿Cómo de agresivo debería ser?

El cambio genera ansiedad, pero no te preocupes: estas preguntas tienen respuestas. La situación puede darse tal que así:

La identidad visual se ha quedado obsoleta y la empresa siente la necesidad de dar frescura y atractivo a su imagen.

La marca ha evolucionado de tal modo que la imagen no es reflejo de cómo la empresa quiere ser conocida.

También puede ocurrir que la entidad comience su andadura con un sencillo logo, que servía a sus necesidades, pero cuando esta comienza a crecer, debe diseñar un logo más profesional.

Que el cambio sea más o menos agresivo dependerá de nuestro posicionamiento: podemos seguir la misma línea de nuestro actual logo, efectuando un rediseño; o, desarrollar una nueva identidad corporativa, adaptándola a nuestra cultura.

Estos cambios generarán con toda seguridad una modificación en la visión que tiene el consumidor sobre la marca, pudiendo ser positiva o negativa.

Dependerá asimismo de la realización de una campaña donde se informe de los cambios efectuados para que se identifiquen con el nuevo logotipo, de modo que no haya confusiones en el futuro.

Por poner un ejemplo, basta con mirar como Microsoft ha cambiado su imagen con los años, mientras sus valores fundamentales se han mantenido.

La empresa multinacional ha evolucionado para conservar la posición líder en el mercado tecnológico y encarar la fuerte competitividad actual.

Sin la evolución en formato visual, la empresa estaría destinada a quedarse atascada en el tiempo, perdiendo ventajas frente a su competencia y relevancia ante su público objetivo.

¿Por qué tu marca merece actualizar la imagen corporativa?

Con independencia al tamaño del sector en el que opere o de su compañía, el cambio siempre es una posibilidad y debe contemplarlo si quiere competir. Si piensas que hay aspectos de su identidad visual que no representan la esencia de su compañía, que su target no asocia su logo con el mensaje que desea transmitir, que la tipografía empleada no se corresponde con el estilo de comunicación actual, que los colores no son atractivos, ni descriptivos … ¡debe empezar a contemplar una actualización! Siempre merecen la pena.

Si se hacen pequeños cambios, seguramente logre:

  • Revitalizar la marca con lo que es y hace en la actualidad
  • Llegar a nuevos clientes
  • Conservar la imagen institucional en un entorno cambiante
  • Infundir energía al negocio
  • Preservar la integridad de la marca

No se necesitan cambios tan drásticos. Revisando tu identidad visual podrás determinar partes del Branding que tienen valor o aquellas que deberías renovar para hacer la marca más representativa de lo que quieres transmitir.

¿Cuándo es el momento adecuado para actualizar la imagen corporativa?

Si tu organización o empresa se enfrenta a uno de los cinco escenarios mencionados a continuación, necesita una revisión o restyling de su branding.

Tus productos o servicios han cambiado

Primero debes responderte a una pregunta: ¿El mensaje de tu marca constituye un exacto reflejo de lo que es tu firma?

Con el paso del tiempo, muchas compañías evolucionan y crecen para ser relevantes, ampliando su mercado, limitando su estrategia de producto/servicio …

No estás llegando a tu público objetivo

Es probable que no conecte con las personas esperadas, debido a que los seres humanos cambiamos constantemente nuestros hábitos de consumo, preferencias y gustos.

Con independencia a que desees dirigirte a un público objetivo u otro, actualizar tu imagen corporativa te permitirá llegar con exactitud a las personas deseadas.

Marca obsoleta

Puede que el logotipo con el que iniciaste tu aventura empresarial fuese revolucionario, pero los tiempos pasan, tanto para las personas como para las compañías.

Analiza con total honestidad tu identidad visual y evalúa si ésta está sufriendo el efecto de los años.

Si la marca en lugar de avanzar está retenida en las costumbres y usos del pasado, debes actualizar tu imagen corporativa de forma contemporánea y fresca.

Imagen actual inconsistente

Si estás usando un logotipo en tu sitio web, otro en tus materiales gráficos y uno diferente en tus canales de Social Media, generas confusión a tu público. Debes de ser cuidadoso y consistente en tus alternativas visuales.

Estás preparando una expansión

Si deseas aumentar tu presencia online, añadir una línea de productos o efectuar una fusión que amplíe tu mercado, es buen momento para reevaluar tu marca y asegurarte de que dispones de todo lo necesario para acometer ese cambio.

Para mantenerte competitivo y fuerte en un entorno comercial cada vez más dinámico y cambiante, tienes que asegurarte de que tu Branding esté a la altura de las circunstancias.

Si tu organización ha mantenido la misma estética durante años, quizás sea el momento de un restyling. No hay nada más divertido, atractivo y desafiante que trabajar en un refresh de la marca, y La Suite Comunicación, tu agencia de comunicación en Málaga y Madrid, te puede ayudar a que reconozcan tu firma en cualquier sector.

Recent Posts

Deja un comentario